lunes, 30 de mayo de 2016

sobre la fecha y lugar de Cantar de mio Cid. Unos pocos datos

     Preparándome me hallo las oposiciones. Eso me lleva a plantearme cosas que no tenía en mente no mucho ha, pero que con este nuevo avatar, he tenido que atender. Así, todo lo referente al origen del Cantar de Mío Cid Ante algunos conflictos buscando en internet algunos datos sobre la datación del Cantar de Mio Cid, conflicto más mío que de nadie, pues encuentro argumentos que se dan por válidos y ya, he decidido colgar lo poco que tengo en unos apuntes de la carrera donde se contesta a autores como Colin Smith o Ubieto a algunas de sus afirmaciones. Espero que a alguien le pueda servir de ayuda. Son copia casi exacta de los apuntes y en corchetes añado de mi propia cosecha para que no se pueda achacar a mí eminentisimo profesor lo que no dijera o yo copiara mal.

     Cuanto más leo a Pidal más me convence, aunque obviamente se pueda perfilar datos exactos de fechación y demás. Pero en esencia es irrefutable. ¿Por qué no se puede pensar en dos autores del Cantar, uno de ellos casi coetáneo a los hecho? ¿Por qué no pudo haber un autor o, incluso, el copista último que modificara el texto hasta el punto de que se aúnen anacronismos con datos muy precisos, incoherente hecho si fuera de un sólo autor? Me falta mucha crítica por leer, pero por ahora son dudas razonables para mí. Aquí os dejo lo poco que puedo.

     Los defensores de que el poema es del siglo XIII argumentan que el rey Alfonso envía cartas a los galicianos y portugueses. Pero también se envían a los de Carrión. Las cartas eran para reunirse en cortes, por lo que no eran independientes ninguno de estos. (Versos 2977 y siguientes).

     Ubieto dice que otro motivo es que se habla de Valencia la Mayor, por lo que hubo de haber una menor. La otra Valencia que hay era Valencia de don Juan, que recibe dicho nombre (antes era Coyanza) a principios del siglo XIII; pero no es un argumento porque también se habla de Barcelona la mayor y no ha habido otra menor. Es un mayor como superlativo.

      Algunos autores como Pattison o Ubieto consideran lingüísticamente más apropiado asignarlo a la fecha de 1207. Ubieto cree que el originario estuvo escrito en aragonés por los aragonesismos que conservaría, rasgo que ya Pidal lo refirió. Sería un texto, el manuscrito, traducido por encargo de la burguesía de Burgos.

     A este respecto, Colin Smith dice que el autor del poema estaría imitando el lenguaje arcaico, pero ¿cómo es posible que alguien en esa época supiera cómo es el lenguaje arcaico? [Los documentos escritos no nos sirven porque eran mezcla, a lo más, de latín vulgar y romance latinizado, y no es eso lo que hay en en el Cantar del Cid]. Lapesa, sin embargo, señaló rasgos que lo acercaban más al XII que al XIII. Por ejemplo:

  1. Per Vermudoz contiene el patronímico en -oz. La alternancia entre -oz, -ez e -iz acaba en el siglo XII. En el siglo XIII estaba fijado en -ez.
  2. la palabra alguandre ('alguno') aparece en glosas en Silos, en el Cid y en el Auto de los Reyes Magos, pero no hay en el siglo XIII. [En los temas del Autor de los Reyes Magos tengo: <<alguandre - aliquando, es palabra que sólo aparece tres veces en español: glosas, Cid y Auto; ya no vuelve a aparecer. Lo que indicaba que el original del Cid es del XII y no del XIII.>>]
  3. De igual manera, el término escuelas, con el significado de 'tropas' tampoco aparece en el siglo XIII.
  4. Sonrisó tampoco aparece en el siglo XIII. 
  5. Los infantes de Carrión no son hijos de reyes, sino de nobles, y en el s. XIII sólo se considera infante al hijo de reyes.
Pese a todo, la verdad es que entre la fecha 1160 (última ofrecida por Pidal) y 1207 la lengua [no] había cambiado tanto.
En cuanto a los aragonesismos, Pidal hablo de reyal por real, nueves por nubes. Son discutibles porque la y de reyal puede ser palatal etimológica y no consonante antihiática, que es característica del aragonés. Nueves por nubes puede ser un error del copista porque esa diptongación no es aragonesa propiamente.

     Ubieto aporta la palabra foz por hoz, con el significado de 'tajo'. Eso es una barbaridad porque en la Edad Media, foz se escribía en castellano, se aspirara o no la f-. Cree que las palabras con pl- inicial son aragonesismos porque en Aragonés no se palataliza, pero en el siglo XII se mantiene así en Castilla.

     En el verso 936 aparece la expresión: tierras negras. Según Ubieto, porque en aragonés tierras negras significa 'tierra llena de árboles'. Aquí el poema se refiere a que las está quemando.

     René Pellen añade más aragonesismos: fo-foren ('fue'-'fueren'). No es verdad, se da también en castellano primitivo; otras palabras serían: finiestra, gamba, testa, pero son palabras que se han dado en castellano de la Edad Media.

     Uno de los rasgos que el copista elimina son las formas del diptongo en -uó-, así en una tirada de rima -ó-e una de las palabras que aparece es "fuente", y es porque originariamente la rima era en "fuonte". Ubieto y Pellen dicen que es aragonesismo por la pronta fijación del diptongo en -ué en castellano; sin embargo, si el texto es de un señor de Medinaceli, cerca de Aragón [reino al que perteneció poco antes de la composición], es posible que perdure más tiempo el diptongo en -uó-, de hecho Lapesa encontró en Soria diptongos en -uó.

     El copista, además de los diptongos en uó cambió otras cosas. A veces introduce cambios en los grupos gráficos pl- reduciendolos a l- (siempre palatal); el cpista o quien sea quita algo que el ya no usaba, como la -e paragógica y sabemos que había dicha -e [en una versión anterior] porque no ha podido eliminar la -e en los plurales donde seguía la rima:
                                                                            coraçon-señor-Alfon-son-sayones.
     La -e paragógica existía, así que el copista debió eliminarla.

[Esto podría ser otro argumento para rechazar la teoría del uso de un lenguaje arcaico del componedor único de la teoría de Smith y sus seguidores, pues precisamente la pérdida de la -e paragógica es modernista].

     La -e paragógica no es conservación de una -e etimológica (aunque coincida en algunos casos); sino que a causa de la pérdida extrema de -e al restituirse aparece en lugares donde no debería haber: ellos sone.

martes, 24 de mayo de 2016

cuando la estulticia se une al ego. Sobre un comentario en un blog

me apetecía poner la imagen

Encontrarme en un blog un comentario de alguien que ha trabajado la novela, la lírica, el ensayo, pero no conoce el mundo del drama y pregunta que cuántas páginas debe ocupar un drama. Eso.

Absurdo porque una persona que ha trabajado tanto en lírica, narrativa y ensayo, no puede decir que no conoce el mundo del drama. Demuestra que es un escritor de pacotilla, porque es un lector de pacotilla que no habrá leído nada más allá de dos libros de moda, Bukowski porque queda guay y Harry Potter.

Absurdo porque si sabe tanto porque ha escrito tanto de tantos géneros, es para que tuviera recursos en su casa como para averiguarlo por él mismo. ¿Por qué no abres una obra de teatro y echa un vistazo?

Absurdo porque pide a la autora del blog que le conteste en número de páginas. Este señor no pasó su etapa de operaciones formales, por lo que no sabe que dependiendo del soporte y formato el mismo texto te puede ocupar 10 o 200 páginas. Este señor tiene la capacidad de abstracción en el culo. Ahora me pregunto, ¿qué habrá escrito este señor de lírica, narrativa o ensayo? ¡¿Ensayo?!

Absurdo, además, porque le pide un consejo para desarrollar el tema. Se lo doy yo: siéntate y escribe.

Lo que no es absurdo es que hoy en día ocurran estas cosas. Vivimos un mundo donde todos tienen acceso a la cultura y eso ha provocado la idea de que también todos somos artistas, pero nadie es capaz de poner en duda su capacidad. A todo debemos aplaudir para no ser mal vistos por los malos poetas. Todos somos víctimas de un sistema que no ha sabido regularse para decir a la gente "tú no vales para esto, sigue haciéndolo si quieres".

Al señor del susodicho comentario en un blog, le recomiendo que deje de escribir, lea y desarrolle sus capacidades cognitivas mal desarrolladas, seguramente por un ego crecido y el mal sistema educativo de su país.

De paso recuerdo cuando una chica mexicana me dijo estando a mi lado que si la Iglesia católica usa incienso en misa es porque los sacerdotes de religiones indígenas americanos usan humo para purificarse, y lo usaron los curas para integrar mejor a estos pueblos. No he investigado sobre el tema, es la primera vez que oigo semejante cosa, pero intuyo que es muy absurdo. Pero no fui capaz de decirle en su cara que me parecía absurdo, siendo el incienso de uso ancestral en las religiones orientales.

Dos conclusiones: el egocentrismo de algunos pueblos, egocentrismo asumido por algunas personas de esos pueblos. Y segundo, la capacidad de asimilar el mensaje torticero del "establishment" o la "inteligentsia" del lugar, sin la voluntad de ponerlo en duda.

Pero esa labor la hace muy bien el periodismo, no sólo el sistema educativo. Provocar una opinión pública y echarse a dormir.

martes, 17 de mayo de 2016

aventurada y peregrina idea sobre el morfema O como marca fonética de masculino

A los que sabemos algo de lengua nos acusan de ser unos nazis del lenguaje o cosas así. En realidad los opresores de la libertad de conciencia y buen uso de la lengua son los que usan argumentos externos (falacias) para vilipendiar la capacidad de raciocinio a través de un uso absurdo de la lengua, que no deja de ser un sistema con sus leyes internas. Os voy a poner la descripción de una característica del sistema, para a ver si así comprendéis por qué no hay sexismo en el uso del término no marcado.

Los valores que se oponen usan significantes (secciones fónicas) para expresarse. Cuando los valores son binarios, hay un término marcado (la  pluralidad, el género femenino, el rasgo de tensión en los fonemas) que tiene siempre su propio valor en la lengua (el valor opositivo), mientras que el otro término de la pareja es el término no marcado (la singularidad, el género masculino, el rasgo, la laxitud en los fonemas) que, por tanto, tiene dos valores, uno opositivo, que es el que se opone al otro valor de la pareja, y otro valor llamado neutro o, podríamos nosotros ponerle el nombre de general (la laxitud sólo el opositivo). Por eso, en el caso de los rasgos masculino-femenino, el femenino es siempre femenino (es el término marcado de la oposición), mientras que el masculino unas veces es masculino en oposición al femenino, y otras veces, haciendo uso el morfema "masculino" de su valor neutro, sirve para expresar el no-género o un género inclusivo de todos los géneros, que hemos llamado también general. 

Lo que hay es realidades que necesitan expresión. El sexo es una realidad (igual que el tamaño: -ito, -illo; la pluralidad: -es, -s). Y nuestra lengua, de modo arbitrario (¿seguro que sólo arbitrario?) o convencional, ha llegado a reducir la expresión de género a los dos sexos conocidos (la transexualidad no es un tercer sexo), abandonando el neutro del latín. Y para eso, la lengua, que no inventa, sino que reutiliza y selecciona, ha echado mano a unos sonidos que vienen predispuestos, recalco, predispuestos, a representar a uno u a otro por algo que ya intenté explicar aquí. Los valores semánticos de la lengua, como reflejo de la realidad, es decir, la forma semántica de nuestra lengua, ha diseccionado la sustancia en el ámbito del sexo en masculino y femenino, adscribiendo el resto de las realia a una de las dos expresiones sexuales, convertidas, en la lengua, en género. Así, el masculino y el femenino. Siendo, la O o la A o la E o el morfema CERO accidentes que pasaban por ahí y que se utilizaron para dicha expresión.

Me aventuro, como consecuencia, a lanzar una teoría propia (no se la he leído a nadie y si existe, avísenme), que consiste en que el morfema o morfofonema O no es masculino (ni A femenino), sino que O vale masculino unas veces y otras veces por todos los géneros. Igual ocurre con otras palabras ¿aula, día?, cuya A es la que representa aquí masculino. Por tanto, lo marcado o no marcado es el rasgo semántico MASCULINO, no la O, que es sólo una (entre otras) formas de expresar ese rasgo, aunque sea la mayoritaria.

El cómo se llegó a que la O fuese el sonido que mayoritariamente se use para representar un valor morfo-semántico, es algo que traté por extenso, más o menos, aquí (y es la tercera vez que enlazo el mismo artículo) :  http://alargamientocompensatorio.blogspot.com.es/search/label/ling%C3%BC%C3%ADstica

domingo, 15 de mayo de 2016

Ricardo Moreno Castillo: "la pedagogía ha dejado la enseñanza en los huesos"

Pido perdón por esta actitud agónica con respecto a lo didáctico, pero mi preparación para las oposiciones me lleva a replantearme cómo quiero enseñar y pretendo que este blog acoga, por ahora, todo aquello que me parece interesante de lo que encuentro sobre el tema. Quedará esta entrevista guardada en la página de didactismo. Y no sufráis, ya estoy preparando artículos, varios, relacionados con la literatura y otros temas.

La entrevista la encontráis publicada aquí: http://www.elmundo.es/sociedad/2016/02/26/56cf824346163fe7468b45b5.html

Hace ya una década, Ricardo Moreno Castillo escribió un libro, el Panfleto Antipedagógico, en el que abogaba por aprender más cosas de memoria y criticaba «una enseñanza pretendidamente lúdica donde no se inculca el hábito de estudio». En La conjura de los ignorantes. De cómo los pedagogos han destruido la enseñanza (Pasos Perdidos), este catedrático de Matemáticas de instituto, ya jubilado, sigue argumentando en defensa de una enseñanza «rigurosa»«exigente»«disciplinada», pero incide también en que la pedagogía es «una jerga, y no una ciencia», llena de «patochadas»«estupideces» y «desvaríos».
¿Por qué dice que los pedagogos son «los que literalmente han acabado con la enseñanza pública en España»?
La pedagogía es una jerga extravagante, y eso se ve a lo largo del libro, que es precisamente una antología de extravagancias pedagógicas. Y ese lenguaje vacío hace mucho daño porque ha vaciado la enseñanza hasta dejarla en los huesos. Le ha dado mucha importancia a las destrezas, las habilidades y la autoestima, pero no ha dado importancia ni a los contenidos ni al saber.
¿Los universitarios de ahora tienen peor nivel educativo que los de hace 30 años?
Sin lugar a dudas. En primer curso de muchas ingenierías sería impensable poner problemas de Matemáticas que antaño resolvían estudiantes de 3º de BUP.
¿Qué opina del «aprender a aprender»?
Es una insensatez. A aprender se aprende aprendiendo, igual que a nadar se aprende tirándose a la piscina. No hay algo así como un «aprender a aprender a nadar» que luego te permita aprender a nadar. Además, si para aprender es preciso «aprender a aprender», previamente habrá que «aprender a aprender a aprender», lo cual nos lleva a un retroceso al infinito de consecuencias metafísicas impredecibles.
¿Para qué sirven las facultades de Educación?
Tal como están, para nada, y no hay más que ver el bajísimo nivel de quienes salen de ellas.
Dígame cinco cosas que cambiaría para mejorar la educación en España.
Primero pondría un Bachillerato considerablemente más largo y riguroso. El PP había prometido un Bachillerato de tres años -un paso tímido, pero en la buena dirección-, pero no cumplió su palabra. Segundo, una FP más temprana para aquellos a quienes no les atraiga ese Bachillerato. Tercero, una reválida tras la enseñanza común y otra al finalizar el Bachillerato. Cuarto, enseñar cosas y contenidos: sin memoria no hay aprendizaje posible. Y quinto, el profesor ha de ser una autoridad y la disciplina, una exigencia irrenunciable.
En la era Google, ¿es más importante que los docentes tengan una buena base de conocimientos concretos o que se centren en aprender a cómo transmitirlos de forma eficiente?
Google no es más que una gran enciclopedia en la que se pueden consultar datos puntuales. Pero nadie aprende Gramática, Latín, Matemáticas o Historia navegando por internet. La figura del profesor que sabe mucho y ama el saber sigue siendo imprescindible.
¿Por qué es importante la autoridad?
La autoridad es indispensable porque nadie quiere ser educado; por eso se habla de «enseñanza obligatoria». Y, cuando a los profesores se les despoja de la autoridad, el resultado no es una alegre camaradería entre los estudiantes, sino la tiranía de los más gamberros sobre los demás.
¿Se han convertido en tabúes el esfuerzo y la excelencia?
Son tabúes porque quienes van de políticamente correctos sostienen que la culpa del fracaso escolar es del sistema, como si todos los niños fueran buenos y trabajadores. Lamentablemente no es así, un niño puede ser vago y mala persona y, si esto se disimula con el lenguaje políticamente correcto, nunca conseguiremos que deje de ser vago o mala persona.
¿Qué opina del cambio educativo que han hecho, por ejemplo, los jesuitas en Barcelona quitando libros de texto, asignaturas, horarios y exámenes, y de otras metodologías que están tan de moda últimamente, como la flipped classroom o aula invertida?
Dicho así, parece un delirio impropio de una orden que ha dado tantos y tan buenos intelectuales. El estudio requiere organizar lo que se estudia (precisamente por medio de asignaturas), un estudio sistemático y ordenado (esto es: horarios) y unos controles (exámenes).
¿Qué piensa de la educación emocional?
Uno se educa emocionalmente, sobre todo entre los amigos y la familia, y en la escuela se ha de aprender aquello que ni la familia ni los amigos pueden enseñar. Ahora bien, también enseñando contenidos se pueden inculcar criterios morales y crear un ambiente donde los alumnos puedan hacer amistades y ayudarse unos a otros.
¿Cómo les decimos a los jóvenes que lo que importa es esforzarse cuando en este mundo en el que vivimos el esfuerzo ya no garantiza nada?
Si quien se esfuerza no tiene nada garantizado, quien no se esfuerza lo tiene mucho menos. Y no hay aprendizaje que no requiera esfuerzo, trabajo y constancia.
¿Qué se hace con los alumnos que no quieren aprender?
A quienes no les interesa una enseñanza más académica hay que darles otras alternativas, como puede ser la FP, pero no se les puede tener encerrados para que no dejen aprender a quienes sí quieren.
¿Tienen los alumnos españoles demasiados deberes?
A mi juicio, hacen muchas tareas inútiles. Los trabajos de recortar y pegar llevan mucho tiempo, no son nada instructivos y pringan a toda la familia. Una redacción de pocas líneas, una suma de fracciones o memorizar un poema o la lista de los reyes de la Casa de Austria son cosas más útiles y llevan menos tiempo.